CÓMO CONTROLAR LA ANSIEDAD POR APETITO EN LOS  PERROS

separador huella danna

Algunos perros comen con ansiedad y esto puede suponer un problema para su salud. Es importante saber de dónde proviene esa ansiedad para tratarla y evitar posibles complicaciones en un futuro.

 

Muchas veces las propias personas nos damos atracones de comida, aun sabiendo que esto nos pasará factura, pero los perros que son glotones, no son conscientes de ello. Este comportamiento puede deberse a un instinto primitivo de comer en cantidad para tener “reservas” para cuando no tengan comida o para ingerirla rápido antes de que vengan otros perros a comérsela.

 

Pero existen factores más allá de esa gula o de ese impulso instintivo, motivos más profundos directamente relacionados con problemas de salud. El hipotiroidismo, por ejemplo, es muy común en los perros. Puede provocarles obesidad, ya que no tienen la sensación de estar saciados cuando comen. Otra causa es la insuficiencia pancreática exocrina, una enfermedad que provoca un déficit de enzimas del páncreas que hace que el perro tenga malas digestiones. Como consecuencia, no se absorben correctamente las proteínas de los alimentos, y el animal exigirá más alimento para hacer frente a ese gasto de energía.

 

Nuestro perro también puede tener ansiedad. Al igual que algunas de las personas que la padecen, muchos perros buscan “consuelo” en la comida para hacer frente a la tristeza o el miedo, o simplemente comen por mero aburrimiento. En este caso, podemos evitar este comportamiento entreteniéndoles con otra actividad para que no piensen en comer. 

 

Muchas veces el problema reside en una mala educación del perro. Es un error darle de comer entre horas, ya que de esta manera no estamos estableciendo unos horarios de comidas definidos, por lo que él interpreta que cualquier hora es buena para comer. Si nuestra mascota no percibe un orden en sus comidas o un freno ante este comportamiento, la estamos mal acostumbrando, lo que puede provocar ese ansia por comer más y más.

 

Existen distintas soluciones a este problema dependiendo de qué lo esté causando. Una alimentación adecuada es fundamental, y también se recomienda darles de comer en varias tomas para evitar esos atracones. Hacer ejercicio o jugar con tu perro le mantiene entretenido y activo. Todo ello se puede resumir en que el perro lleve un estilo de vida saludable y un orden en sus comidas. No dudes en consultarlo con el veterinario para descubrir qué es lo que está provocando este comportamiento en tu mascota.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad