PERIODONTITIS EN PERROS: UNA ENFERMEDAD DENTAL PELIGROSA

separador huella danna

Existen muchas enfermedades dentales en los perros, la mayoría debidas a la acumulación de restos de comida y la formación de placa en dientes y encías, que podrían prevenirse con una correcta higiene bucodental. Una de las patologías más severas es la periodontitis, cuyo cuadro clínico comprende diversas infecciones que afectan a las encías y a la estructura ósea que dan soporte a los dientes. 

 

¿Cómo se infecta el perro?

Los restos de comida alimentan a las bacterias que ya se encuentran de forma natural en su boca. Cuando estos restos se acumulan, las bacterias se multiplican y se acumulan en forma de placa. Cuando la saliva entra en contacto con esta aglomeración de placa bacteriana, el esmalte de sus dientes resulta dañado y comienza la aparición de sarro. Las bacterias siguen reproduciéndose y se van introduciendo debajo de las encías. La inflamación de las encías acaba causando gingivitis. Cuando la gingivitis no se trata de forma adecuada, la inflamación de las encías llega a las estructuras musculares y óseas que dan soporte a los dientes, provocando la periodontitis.

 

La periodontitis avanza paulatinamente, por lo que debemos vigilar con frecuencia la boca de nuestra mascota, y prestar atención a los primeros signos de la enfermedad. Los síntomas habituales son el mal aliento o halitosis, una gran cantidad de sarro, encías inflamadas, sangrado de encías, abscesos en la boca o dificultad para masticar, lo que se relaciona con otro síntoma: la pérdida de apetito.

 

Si no se detecta a tiempo, la periodontitis afecta a los nervios y acaba provocando la pérdida de dientes, sobre todo en los perros adultos y senior. Si la infección avanza hasta llegar al torrente sanguíneo, puede afectar gravemente a distintos órganos y en casos muy avanzados puede llegar a ser letal.

 

Para realizar un diagnóstico correcto, debes llevar a tu perro al veterinario para que realice los exámenes y pruebas correspondientes. El tratamiento habitual para combatir la periodontitis que se detecta a tiempo, suele basarse en la administración de antibióticos, con el fin de controlar el avance de las bacterias por el organismo. También se puede retirar el sarro de la pieza dental a través de una limpieza con ultrasonidos.

 

Para prevenir esta enfermedad, debemos mantener una higiene bucodental correcta y constante en nuestro perro, cepillando sus dientes con frecuencia para evitar la acumulación de restos de comida entre sus dientes y encías.

 

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad